SACACORCHOS


En la antigüedad el vino se vendía a granel y en recipientes que se sellaban con cera. 

En el siglo XVIII aparece la botella cilíndrica que permite ganar espacio gracias a la posibilidad de almacenaje horizontal, se hace preciso un tapón, que tendrá que encajar perfectamente para que no se pierda líquido. 

Esta exigencia la cubre el corcho, debido a la permanente humedad a la que estará sometido, se propicia su dilatación y se obtiene una adherencia casi absoluta al cristal, de esta manera surge la necesidad de encontrar un utensilio que pueda abrir la botella. 

El primer sacacorchos aparece en el S.XVIII, en esta época se utilizaba una herramienta de forma espiral para extraer balas de viejos fusiles en Inglaterra, posteriormente fue modelo para crear los sacacorchos, la primera patente fue la de Samuel Henshall en 1795. 

En la actualidad existen multitud de modelos de sacacorchos. 





- De camarero o de palanca, de dos tiempos “pulltaps” marca comercial. 



- De láminas, interesante para los corchos defectuosos. 


- De abanico. 

- De aleta. 

- Puigpull, marca comercial. 



- De Siglo XVIII. 



- Srewpull, marca comercial “Le Creuset”. 



- De tenazas para apertura de vinos muy viejos. 

Los sacacorchos es una de las principales herramientas del sumiller, son necesarios para el servicio del vino, siempre se debe comprobar su buen funcionamiento y tener siempre uno de reserva a mano. 

SACACORCHOS PARA BOTELLAS DE CAVA.





Entradas populares de este blog

D.O BULLAS

VINOS DE LA TIERRA DE EXTREMADURA.

D.O. RIBERA DEL DUERO